¿Sabías que en 2019 hubo 11 millones de reuniones al día? ¡Esto equivale a más de 4 mil millones de reuniones en un año! Desde entonces, con el cambio al trabajo remoto e híbrido, el tiempo dedicado a las reuniones no ha hecho más que aumentar. Dicho esto, el término «reunión» se ha asociado tanto con la variedad formal de la oficina que a menudo olvidamos que es una parte indispensable de nuestra vida diaria. De hecho, casi cualquier cita del día puede ser una reunión, desde una visita al dentista hasta una sesión de formación. Claramente, es hora de repensar radicalmente nuestra definición de la palabra. Al repensar el significado de «reunión» y encontrar las herramientas adecuadas que lo ayuden a capitalizar esta nueva comprensión, puede transformar estas interacciones diarias de improductivas a productivas, de tareas pendientes a terminadas, no solo en su lugar de trabajo sino en todos los aspectos de tuya vida. Adquiera información como si estuviera en una reunión «Si no escribe sus ideas, es posible que se le vayan de la cabeza incluso antes de que salga de la sala». —Richard Branson En el acelerado mundo actual, algunos creen que tomar notas es una práctica obsoleta. Sin embargo, tomar notas es un arte y una habilidad, y los beneficios pueden resultar invaluables para su éxito en todos los aspectos de su vida. Tomar notas de manera efectiva no solo ayuda a la productividad, sino que también facilita el aprendizaje de nuevos conceptos al organizar los pensamientos de una manera fácilmente comprensible. Desde consultas con su médico o lidiar con un problema doméstico con su familia, hasta hablar con el maestro de su hijo o planificar una fortuna con sus vecinos, aplicar esta habilidad a cada interacción ayuda a maximizar los resultados. Las estrategias para tomar notas varían, pero aquí hay algunas pautas generales: Establezca metas. Determine lo que quiere de la «reunión» y los pasos más eficaces necesarios para llegar allí. Priorizar. Decida qué aspectos de la asignación o el intercambio son más importantes y cuáles no. Prepara las preguntas. Haga una lista de las cosas que necesita saber antes de su consulta. Resumir. Escriba palabras clave o frases. Concéntrese en los puntos más pertinentes en lugar de capturar cada pequeño detalle. Sugerencia: puede utilizar plantillas de reuniones para diversos fines, para capturar y organizar información rápidamente. Crear actas de reuniones con Evernote es intuitivo y fácil, y con toda la información organizada en un solo lugar, puede revisar fácilmente sus notas tan pronto como termine la «reunión» en cuestión. Convierta ideas en elementos de acción Una reunión productiva, ya sea en una sala de juntas, en la PTA o en el comedor, es aquella en la que los problemas se transforman en elementos procesables, priorizando lo que debe suceder y cuándo, a fin de resolver un problema. Problema urgente o lograr un objetivo determinado. Tomemos la «reunión» del comedor como ejemplo: Defina el Problema o Problema: La casa es un desastre porque la gente no comparte las tareas de limpieza. Identifique el objetivo final: limpiar la casa y mantenerla así. Delinee y asigne tareas, comente sobre cada tarea y considere las entradas: divida las tareas (lavar los platos de la cena, aspirar la alfombra, doblar la ropa) y decidir quién hará qué, según la disponibilidad y las habilidades. Establezca fechas límite y frecuencia para las actividades recurrentes: los platos de la cena deben lavarse todas las noches, antes de la hora de la televisión, mientras que la alfombra solo debe aspirarse una vez a la semana, antes del domingo por la noche. Con responsabilidad delegada, es importante administrar y monitorear el progreso …

Puedes leer el articulo completo (en ingles) Aquí

A %d blogueros les gusta esto: